Facebook link

Ruinas del castillo de Rożnów - Obiekt - VisitMalopolska

Atrás

Ruiny zamku Rożnów

Ruinas del castillo de Rożnów

Fragment renesansowego zamku dolnego. Kamienny mur oraz również kamienny kwadratowy niski budynek bez okien, z czerwonym dachem to obronny beluard o.
33-316 Rożnów Región turística: Beskid Sądecki i Niski
En Rożnów, en una empinada colina sobre el río Dunajec, se encuentran las ruinas de un castillo feudal del siglo XIV, conocido con el castillo superior o castillo de Zawisza Czarny (Zawisza el Negro), y una serie de fortificaciones renacentistas del siglo XVI, el castillo inferior.

En la ruta comercial hacia Hungría, en un promontorio antiguamente rodeado por un meandro del río Dunajec, se encontraba la primera torre de vigilancia de la Casa del Grifo, ya en el siglo XIII. El pequeño castillo feudal gótico realizado en piedra, compuesto por una vivienda y un patio rodeado por una muralla, fue construido en 1336-1370 por los caballeros de la familia Rożen, pertenecientes a la Casa del Grifo. En 1409 pasó a manos de Piotr Kurowski, y a partir de 1426 perteneció a Zawisza Czarny de Garbowo, fideicomisario del rey Vladislao Jagellón, y héroe de la batalla de Grunwald de 1410, y posteriormente a sus descendientes. En el siglo XVI perteneció a las familias Wydżga y Tarnowski. Fue abandonado entre los siglos XVI y XVII, quedando en ruinas. En la actualidad se conservan fragmentos de las murallas perimetrales y de los edificios interiores. En 1560, cuando el castillo superior se quedó pequeño, su propietario, el hetman de la gran corona Jan Tarnowski, comenzó a construir el castillo inferior renacentista en el valle, a orillas del río Dunajec, y el castillo superior quedó completamente abandonado. Se levantó un edificio-puerta, conectado por un muro de cortina con aspilleras y un baluarte pentagonal de piedra, destinado al uso de armas de fuego, con muros de hasta 3 metros de grosor. Jan Tarnowski era bisnieto de Zawisza Czarny y teórico del arte de la guerra. Su fortaleza iba a ser una de las más modernas de Polonia, pero tras la muerte del hetman en 1561, no llegó a completarse su construcción. Posteriormente, el baluarte albergaría una fundición de campanas, una congregación de hermanos polacos y una destilería.


En 2014, las ruinas pasaron a manos privadas y sus propietarios crearon una fundación encargada de reconstruirlas parcialmente. En 2015-2016 se descubrieron adoquines en el patio del castillo durante el desarrollo de los trabajos arqueológicos. El plan consistía en la restauración de la torre del castillo, del trazado de las murallas y de la disposición de las habitaciones, y utilizar modernas técnicas de arquitectura para poner de relieve los descubrimientos realizados en el castillo y organizar una sala de museo para que el castillo se convirtiera en una atracción turística y un lugar de celebración de eventos caballerescos. Los planes siguen en espera de ejecución.
 

 


Obiekty na trasie